Medicina Regenerativa – Terapia Celular

La Medicina Regenerativa es una rama de la medicina multidisciplinaria enfocada a reparar, regenerar y reemplazar tejidos y órganos dañados en función y estructura.

Se basa en la trasferencia de células madres (autologas o heterologas) a estructuras dañadas además desarrollando estrategias que mejoran el potencial regenerativo de los tejidos con la utilización de PRP, exosomas, factores de crecimiento, citoquinas, etc.

Beneficios

Alivia el dolor

Regeneración de tejidos

Acelera procesos de cicatrización y curación

¿Qué es una Célula Madre?

Son células que tienen la capacidad de dividirse o auto replicarse por periodos indefinidos de tiempo y poseen el potencial de diferenciarse a otros tipos celulares existentes en diferentes tejidos.

La fuente de obtención es en el recién nacido el cordón umbilical, en el niño la pulpa dentaria y en el adulto la medula ósea, sangre periférica y tejido adiposo.

Plasma Rico en Plaquetas

Es un producto biológico autologo que se obtiene de la sangre periférica del paciente, su acción está relacionada por la presencia de proteínas llamadas factores de crecimiento con gran poder regenerativo.

Esta indicado en patologías crónicas degenerativas, dolor crónico de origen articular, etc.

El tiempo de respuesta al tratamiento es variable, con el PRP se ven entre 3 y 6 semanas.

Cuando utilizamos suspensión de células autologas, las respuestas puede demorar entre 8 a 12 semanas.

Dicha respuesta depende de varios factores, como  estado general del paciente, tipo de patología.

El dolor puede ser el primer síntoma en mejorar y desaparecer.

Obtención de las células madre

Poseemos varias fuentes de células madre, las más frecuentes son medula ósea y tejido adiposo.

Nos centralizamos en el uso de células del tejido adiposo el que obtenemos a partir de una pequeña lipoaspiración (60ml de tejido) bajo anestesia local de la zona con acumulo adiposo.

Es de fácil obtención, mayor concentración de células madre y mejor viabilidad que la de medula ósea.

Otra forma de obtenerlo es cuando el paciente se somete a una liposucción por remodelación corporal.

Se obtiene en el mismo acto quirúrgico sin interferir en el procedimiento.

El tejido es trasladado al laboratorio donde se procesa.

Realizamos tres tipos de procesos para obtención y utilización de células:

Fracción Vascular Estromal - SVF

La fracción vascular estromal es una fracción heterogénea de distintos tipos celulares obtenidos del tejido adiposo por método enzimático.

Este conjunto celular posee una gran capacidad regenerativa.

Su acción es favorecer la regeneración, inmunotolerencia función inmunomoduladora y capacidad de generar vasos nuevos (neovascularización) y acción antinflamatoria moduladora del dolor crónico.

Estas células se pueden utilizar tanto en el momento de la obtención («células frescas»), como cultivarlas y aplicarlas o guardarlas, “criopreservación celular”. 

Criopreservación

Criopreservación de células madre mesenquimales adultas.

La criopreservación se trata de una técnica que permite conservar las células en nitrógeno líquido y en un medio como el glicerol.

La temperatura varia -160° a 193°, esta temperatura permite conservar la estructura y función celular por periodos prolongados de tiempo.

Se preservan en crioviales de 5 ml.

El tejido obtenido se traslada al laboratorio se procesa para la obtención de las células y se criopreservan en banco de células.

En todas las muestras antes de la aplicación realizamos:

  • Citometria de flujo determina viabilidad celular y marcadores de membrana conociendo así la calidad de células mesenquimales q vamos a aplicar.
  • Conteo Celular
  • Estudio Bacteriológico y Micológico (contaminación de la muestra)

Nuestros cultivos demuestran un promedio de 98% de células mesenquimales.

Una vez obtenidas las células madre se cultivan  y criopreservan.

El periodo de cultivo es aproximadamente 3 a 5 semanas (cultivo primario o inicial) obteniendo células madre listas para diferenciarse en cualquier estirpe celular.

Estas células almacenadas , pueden descongelarse y activarse en el laboratorio y prediferenciarlas hacia la estirpe celular necesaria para implantar, este periodo demora 72 a 96 hs. obteniendo el material para ser implantado en el momento óptimo.

¿Por qué aconsejamos guardar las células madre adultas mesenquimales?

Las células madre se distinguen del resto celular por no estar diferenciadas y encontrarse en sitios específicos, llamados “nichos”, con el potencial  de diferenciarse en distintas células del linaje mesodérmico dependiendo de los estímulos que reciban.

Cuando se produce un daño tisular se pone en funcionamiento el mecanismo de inflamación atrayendo al lugar células madre del tejido lesionado y otras que son atraídas a la zona desde sus nichos a través de señalizaciones químicas responsables del efecto “homming”, por el cual viajan al sitio dañado.

La inflamación local es la que dirige la reparación y presenta 3 etapas cronológicas:

1ª al 4º dia post trauma predomina la inflación inespecífica cuya función es detener el daño.

5º al 14º día (dependiendo de cada tejido)los linfocitos estimulan la diferenciación  de las células madre atraídas a la zona en el tejido a reparar.

A partir de la 3º semana comienza la cicatrización. Si la diferenciación celular para reparar no es suficiente, el tejido se repara por fibrosis,  siendo esta la causa de pérdida de función en mayor o menor grado del órgano lesionado.

Debido a éste conocimiento del proceso de reparación la aplicación de células madre debe ser realizado en el momento de acción linfocitaria para un funcional reparo (entre el 5º y 14º día posterior al trauma).

Debemos destacar que de acuerdo a estadísticas mundiales el promedio de sobrevida ha aumentado, conociéndose que a partir de año 2020 muchos países van a tener un promedio de edad de en su población mayor a 50 años. Esto nos da un indicio del aumento de patologías crónicas degenerativas las cuales van de la mano no solo a la edad, sino a los malos hábitos alimenticios, stress, tabaco, tecnología y otros factores epigenéticos. Algunos ejemplos de ellas son Alzheimer, Parkinson, diabetes, envejecimiento precoz, artrosis, patologías autoinmunes, cáncer.

Por esta razón se están desarrollando a nivel mundial nuevos enfoques terapéuticos donde la genética, los tratamientos de terapia celular y la ingeniería de tejidos son y serán armar terapéuticas para muchas patologías que hoy no presentan soluciones con terapias convencionales. Las características del tejido adiposo y su riqueza en células madre con el poder regenerativo, reparador, inmunodulador y antiinflamatorio; como su fácil obtención y procesado y la posibilidad de guardarlo para cualquier momento de nuestras vidas es sin duda un enfoque preventivo para la salud. 

 

 

Indicaciones para la utilización de estas células:

  • Accidente cerebrovascular
  • Traumatismo de cráneo
  • Lesión nerviosa por hipoxia
  • Lesión de medula espinal
  • Musculo esquelético, desgarro muscular, distrofia muscular fascioescapulohumeral
  • Daño articular, daño ligamentos y tendones
  • Infarto agudo de miocardio
  • Hepatitis fulminante
  • Quemaduras
  • Reconstrucción mamaria
  • Remodelación mamaria y glútea

Nuestro equipo de medicina regenerativa criopreserva las células de nuestros pacientes en Stemlife.

Banco de células madre de cordón umbilical, SVF y células mesénquimas adultas de tejido adiposo.

Menú de cierre